Background Image
Previous Page  12 / 100 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 12 / 100 Next Page
Page Background

Diciembre 2017 | INSTITUCIONAL

E

jecutivos de Finanzas

10

de un partido o una persona. Nuestra historia nos

muestra lo nefasto que es la continuidad.

¿Qué similitudes y diferencias encuentra entre

presidir una institución como el IAEF y estar al

frente de una empresa?

Hay similitudes: en el IAEF, como en las empresas,

tenemos a cargo personas y por ende sus familias;

en ambas se necesita emplear la imaginación para

innovar y mantener los servicios que se prestan a

nuestros clientes. Y también hay grandes diferen-

cias: en una empresa la presión de arriba hacia

abajo es mayor, el mostrar resultados año a año

es un gran desafío, la política interna de la em-

presa siempre está presente, vivimos del sueldo

que nos pagan por lo cual el mantener el trabajo

luchando con las internas es un desafío. De lo que

sí estoy convencido es de que en ambos casos hay

que hacerlo con responsabilidad, profesionalismo,

inteligencia y sentido común.

¿Se sintió apoyado en su gestión? ¿Le insumió

más tiempo del que pensaba?

Recibí un gran apoyo de mis colegas del Comité

de Gestión, un lujo que me acompañó; también

de mis colegas del Consejo Directivo como así de

los Past Presidents. Siempre existen opiniones y

puntos de vista diferentes que hay que entender,

comprender y respetar. Existieron controversias

como en cualquier institución, pero siempre po-

sitivas y con el fin de ayudar y facilitar mi labor.

Un muy buen recuerdo es el apoyo que recibí de

casi todo el staff del Instituto . El Gerente General

en mi Presidencia había ingresado hacía muy poco

tiempo pero ya mostraba las grandes cualidades

que después se afianzaron, su gran experiencia en

otras funciones. Y aunque aún le faltaba conocer

profundamente el IAEF, sus consejos y acompaña-

miento me sirvieron de mucho.

Tengo que ser sincero en cuanto a la dedicación

personal: sí, me insumió más tiempo del que pen-

saba, pero sin quejas ni reproches, al contrario:

ese tiempo fue una inversión en mi vida.

¿Qué consejo le daría a quien se iniciara en el cargo?

Es difícil aconsejar a tan excelentes profesionales,

con experiencia y responsabilidad, que son los que

llegan a la Presidencia, por lo cual sólo agregarle,

a esa calidad que ya traen, que van a sentir algo

diferente presidiendo el IAEF, difícil de explicar en

palabras, pero les sugeriría que abran su corazón,

van experimentar una hermosa sensación.

50 años no es nada, parafraseando al tango. Des-

de su visión, ¿son muchos, se ha hecho todo lo

posible, ha habido dificultades insalvables?

No es nada y es mucho, han pasado grandes figuras

en sus filas y cada uno ha dejado el granito de are-

na para que el Instituto vaya más allá de mantener-

se, siempre en crecimiento. Nunca hay que quedar-

se con que lo hecho “es todo lo posible”, siempre

hay algo más para hacer, adaptarse al mercado, al

mundo, a los cambios vertiginosos de la tecnología.

Todo es un gran desafío para los que vendrán. Los

hechos demuestran que inconvenientes los hubo

hay y habrá pero nunca son insalvables.

Tenemos una institución que ha sabido adaptarse

a las circunstancias tanto políticas como econó-

micas, por lo cual podemos decir que “50 años no

son nada”, hay un infinito camino por delante. El

IAEF y su gente saben transitarlo.

Es difícil aconsejar a tan excelentes

profesionales, con experiencia y

responsabilidad, que son los que

llegan a la Presidencia, por lo cual

sólo agregarle, a esa calidad que ya

traen, que van a sentir algo diferente

presidiendo el IAEF, difícil de explicar

en palabras, pero les sugeriría que

abran su corazón, van experimentar

una hermosa sensación.