Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  9 / 36 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 9 / 36 Next Page
Page Background

Informe Mensual Económico Financiero N° 343 – Septiembre de 2018

-

7

a)

La reversión del programa de facilitación monetaria en EE.UU

., en un

marco de mayores regulaciones para las entidades financieras. Hasta el

momento, el crecimiento de M

2

en EE.UU. (6,1% promedio anual en el último

quinquenio) ha lubricado los engranajes de la economía mundial. La clave

fue más Base Monetaria combinada con un multiplicador más bajo que el

registrado antes de la crisis de 2008. Los cambios en los últimos meses

apuntan a una menor Base y a un multiplicador más alto. Pero la ingeniería

de la transición, con el aditamento de los cambios regulatorios, implica una

navegación en

unchartered waters

como se ha indicado en Informes

anteriores. Un indicador de que la maniobra requiere prudencia es que el

citado crecimiento de M

2

se ha desacelerado: 3,9% interanual en los últimos

doce meses.

b)

El aumento del déficit fiscal de EE.UU

. en un contexto de ya elevada

relación Deuda Publica/PIB.

c) El aumento generalizado en la aversión al riesgo emergente

. Desde

principios de julio a principios de agosto se abrió una ventana, que hacia fines

de agosto parecía tender a cerrarse. De hecho,

desde la segunda semana

de agosto, la tónica fue que recomenzara la salida de capitales luego de

una breve tregua en julio.

4.

Reconociendo esta problemática, es pertinente señalar que, de cualquier modo, se

mantiene un alto crecimiento de la economía mundial. Las últimas proyecciones de

J.P. Morgan estiman en 3,8% del PIB mundial en 2018 y también en 2019 (PIB

valuado según la Paridad del Poder Adquisitivo).

La onda favorable está extendida a lo largo de la mayoría de las regiones y países.

EE.UU. 2,9% y 2,4%, U.E. 2,2% y 2,2%, y Asia 6,0% y 5,9% (el primer dato

corresponde a la estimación 2018, el segundo a la proyección 2019).

5.

Latinoamérica exhibe un menor ritmo de crecimiento al de la economía mundial.

Las dificultades de financiamiento ya mencionadas conspiran contra el dinamismo

de la región. Cabe recordar que en las economías de mayor dimensión (Brasil,

Argentina) el ratio deuda/PIB es elevado (87% y 54%, respectivamente); y que

ambas cuentan con déficits fiscales elevados (8,3% y 5,5%, en cada caso), según

las estimaciones volcadas por el FMI en el informe

Fiscal Monitor

en abril pasado.

La situación de ambos países afecta a Uruguay y Paraguay, mientras que Ecuador

y Venezuela tienen sus propias y graves dificultades.

Sin duda, el resultado electoral en Brasil traerá mayores datos para proyectar el

escenario regional, dado la gran corrección macroeconómica que dicho país

requiere.

De hecho, la combinación de incertidumbre política, vulnerabilidad

fiscal y turbulencias internacionales, terminó provocando una corrida contra