Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  12 / 36 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 12 / 36 Next Page
Page Background

Informe Mensual Económico Financiero N° 343 – Septiembre de 2018

-

10

produciéndose una suerte de “sustitución de acreedor”), que terminan excluyendo

de facto al sector privado del financiamiento.

En ese contexto se ubica la caída de los precios de las acciones de muchas

empresas y bancos, tanto en el mercado local como en las bolsas internacionales.

Esta pérdida de valor es obviamente un dato negativo, así como la dificultad de

lograr el

roll over

de su deuda.

10.

El déficit de cuenta corriente, cerca de 6% del PIB en 2018

ex ante

el acuerdo con

el FMI, pone en evidencia la magnitud del faltante de ahorro doméstico.

Por ello, inevitablemente, la solución pasa por aumentar el ahorro doméstico, lo cual

implica una mayor devaluación (en rigor, un tipo de cambio real sustancialmente

más depreciado que el predominante en 2017) para cerrar/reducir las necesidades

de ahorro externo.

Para poner el problema en contexto, el consenso de los economistas estima en

26,0 miles de millones el déficit de cuenta corriente en 2018 (5% del PIB),

asumiendo un programa prudente en los últimos cuatro meses del año. El FMI,

con mucho optimismo, había utilizado en la carta de intención una estimación de

20,0 miles de millones (30,8 en 2017) equivalente a 3,6% del PIB.

Partiendo de ese déficit de 26,0 miles de millones en 2017 y asumiendo:

a) 7,0 miles de millones más de exportaciones (aumento de la cosecha

mediante).

b) Disminución de 4,0 miles de millones en las importaciones de bienes

(concentradas en una caída interanual significativa en el primer semestre).

c) Disminución de 5,0 miles de millones en el déficit en viajes y turismo.

El déficit de cuenta corriente de 2019 podría rondar los 10,0-11,0 miles de

millones de dólares, alrededor de 2% del PIB. Pero ello requiere,

definitivamente, un tipo de cambio real más elevado que el observado en la

segunda mitad de 2016, en 2017 y hasta marzo de 2018 y no mucho menor al

verificado a fin de agosto 2018.

El resultado comercial de julio y el balance cambiario dieron dos señales de alerta.

En relación al resultado comercial, se observó un déficit de 789 millones de dólares,

similar al del mismo mes de 2017 (748 millones); pero el dato relevante es que las

importaciones de julio 2018 aumentaron 2,2% interanual, cuando habían bajado casi

10% en junio; a la vez, el crecimiento de las exportaciones en julio fue de apenas

1,7% (14,5% las MOI). A su vez, el balance cambiario muestra que los rubros viajes,

pasajes y pagos con tarjeta cayeron solo 23% interanual en julio y ascienden a 774