Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  9 / 30 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 9 / 30 Next Page
Page Background

Informe Mensual Económico Financiero N° 342 – Agosto de 2018

-

7

Recuérdese que la expansión de la Base permitió en 2008 compensar la caída del

multiplicador monetario, evitando el derrumbe de la cantidad de moneda (M

2

) en la

economía estadounidense. Como el multiplicador se está recuperando, la Reserva

ha encarado desandar el camino y retirar gradualmente el

QE

, como se explica en

el punto 3. El hecho es que el crecimiento de 4,1% del segundo trimestre de 2018

sea record (respecto del primero y a ritmo anual), acelera el proceso de decisión.

El problema es que si la meta es bajar a 1,5 millones de millones (el valor de

2008 ajustado por el PIB nominal entre 2008 y 2018) eso provocaría una gran

tensión en los mercados financieros.

Es que los cambios regulatorios

implementados a partir de la crisis de 2008 exigen a los bancos estar más líquidos

y a la vez más capitalizados, lo que disminuye su capacidad de apalancamiento. Por

lo tanto, el multiplicador, aunque aumente, no podrá volver a los niveles pre crisis.

Probablemente, el sistema requiere un nivel de Base Monetaria en el entorno de 2,5

a 2,7 millones de millones. En síntesis, el multiplicador normalizado (si se cumplen

las nuevas regulaciones) es menor al que operaría en ausencia de esas

regulaciones, lo cual hace necesario un mayor nivel de Base Monetaria para el

mismo nivel de oferta monetaria y de crédito.

3.

Estados Unidos contrae los estímulos monetarios a razón de 50,0 miles de millones

de dólares por mes. Estimaciones indican que en 20 meses absorbería el margen

disponible.

En paralelo, U.E. viene bajando su tasa de inyección monetaria: en la actualidad es

de 30,0 miles de millones de euros y caería a 15,0 a partir de setiembre y

desaparecería en enero 2019. Solo Japón mantiene en 2019 su programa de

expansión monetaria.

Por otra parte, el aumento en el déficit fiscal de EE.UU. requiere financiamiento vía

colocación de deuda, aumentando así la oferta de bonos disponibles. En la práctica,

se está produciendo un desplazamiento hacia la derecha en la oferta global de

bonos, lo que reduce su valor y aumenta el rendimiento, frente a una demanda que

responde más lentamente.

La “aspiradora” de fondos de EE.UU. desplaza a las economías emergentes,

más allá de que en las últimas tres semanas la salida de capitales se haya

mitigado.

Por supuesto, las economías más afectadas son aquellas que presentan altos

déficits, tanto de Cuenta Corriente como fiscales, atraso cambiario, elevados índices

de endeudamiento, etc.

4.

La guerra tarifaria provocó en mayo y junio el colapso en los precios de las materias

primas. Esa tendencia comenzó a revertirse en julio en general. La soja recuperó