Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  9 / 30 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 9 / 30 Next Page
Page Background

Informe Mensual Económico Financiero N° 338 – Abril de 2018

-

7

a)

El primero es que la decisión implica un pasaje de un orden comercial,

basado en reglas más o menos aceptadas en la OMC, a la discrecionalidad,

lo que eleva la imprevisibilidad, la incertidumbre y el riesgo, deprime la

inversión y limita el crecimiento del empleo.

b)

El segundo es la retaliación o las represalias. Unión Europea ya anunció

que no aceptará de brazos cruzados el nuevo orden y que adoptará

medidas contra las exportaciones estadounidenses y China haría lo propio.

c)

El tercer problema es la posibilidad de que las tarifas se extiendan a otros

productos como los tecnológicos (computadoras, equipo electrónico). En el

caso de China eso ya se produjo.

Por ahora, el impacto en las economías emergentes es limitado (aunque para

Brasil puede tener efecto, dado que exporta a Estados Unidos 4,0 miles de

millones de dólares en productos siderúrgicos). Si se amplía la lista de

bienes/insumos alcanzados, la historia sería más compleja. Pero a la luz de las

excepciones que luego se fueron introduciendo, parece claro que el blanco

principal es China.

4.

Las amenazas concretas de retaliación contra las medidas de Trump comenzaron

rápidamente. Sin mencionarlo explícitamente, la principal preocupación luego de

las excepciones introducidas radica en China y en las tenencias de bonos

estadounidenses.

El stock de tenencias de bonos del Tesoro de Estados Unidos en manos de China

asciende a 1,17 millones de millones (para que se entienda, equipara al total de

deuda emitida por países emergentes), y equivale al 19% de los bonos de EE.UU.

que no residentes en EE.UU. poseen (6,26 millones de millones) y también,

equivalen al 8% de la deuda pública de EE.UU. Cualquier eventual baja en dicho

stock tendría efectos significativos en el mercado.

El hecho se produce junto con dos circunstancias más:

a)

La decisión de la Reserva Federal de desprenderse de 4,4 millones de

millones de dólares en bonos del Tesoro, comprados en su momento para

dar liquidez al mercado en el marco de los programas de facilitación

monetaria (

quantitive easing

) y que todavía mantiene en su activo.

b)

La decisión del propio Trump de realizar una política fiscal expansiva, que

tendrá un costo de 2% del PIB en términos de mayor déficit fiscal y

consiguiente necesidad de financiamiento.

Si el conflicto escala y las turbulencias aumentan, se profundizará la debilidad del

dólar y la caída de los precios de los bonos del Tesoro (y la consecuente suba de

su rendimiento se profundizarán) y con ello la volatilidad de los mercados.