Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  8 / 24 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 8 / 24 Next Page
Page Background

Informe Mensual Económico Financiero N° 337 – Marzo de 2018

-

7

Cuadro 1

ESTADOS UNIDOS

Déficits gemelos y en aumento

(Respecto del PIB)

Resultado de la Cuenta

Corriente/PIB

Resultado Fiscal/PIB

2015

-2,5

-2,4

2016

-2,4

-3,1

2017

-2,3

-3,4

2018

-2,5

-3,8

1er. Trimestre 2019 (1)

-3,1

s/d

(1) Del período anualizado.

FUENTE: J.P. Morgan.

Con relación al déficit externo, en 2017 tanto exportaciones como importaciones de

bienes y servicios crecieron a tasas similares, en el orden de 3,5% respecto de 2016

(en 2016 las exportaciones no habían crecido). Para 2018 se espera un crecimiento

mayor, en el entorno de 5,4% para exportaciones y de 6,5% para importaciones.

3.

El problema fiscal es más complejo, no solo por el aumento del déficit fiscal en el

pasado sino por la perspectiva de que siga creciendo. Por un lado, la carga de

intereses con una tasa de interés en aumento: cada punto porcentual de aumento

de la tasa de interés, el déficit fiscal sube 1% (dado que la deuda pública representa

108% del PIB).

Por otro lado, los anuncios del Presidente de Estados Unidos de convalidar un déficit

fiscal de hasta 5% del PIB para sostener el crecimiento de la economía

estadounidense.

Conceptualmente, el problema es que a la altura del ciclo económico que se

encuentra, luego de varios años consecutivos de expansión y la percepción de que

el pleno empleo está cerca, el déficit fiscal y la deuda pública son muy elevados: la

sola desaceleración de la actividad, que el mercado descuenta, provocaría un mayor

deterioro en ambos ítems. Probablemente, éste sea el principal factor de la debilidad

del dólar desde el punto de vista estrictamente económico, sin perjuicio de la

importancia de los ruidos políticos.

4.

La devaluación del dólar, como contrapartida, fortalece al euro, al yen y al resto de

las monedas asiáticas. Esto afectará el perfil de crecimiento de la Unión Europea,

dándole mayor gravitación al mercado interno. Y encarecerá la competitividad

asiática. Los riesgos políticos comienzan a ser relevantes en esta región, en el

marco de las elecciones en diversos países que la integran.

De todas maneras, el Sudeste Asiático se ha transformado en una suerte de

pequeña locomotora del crecimiento de la economía mundial. Excluyendo China e