Background Image
Previous Page  11 / 30 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 11 / 30 Next Page
Page Background

Informe Mensual Económico Financiero N° 336 – Febrero de 2018

-

9

Finalmente, el BCRA ha autorizado a los bancos a colocar parte de los encajes

generados por los depósitos en dólares en Letras del Tesoro. Esta medida tiene

múltiples aristas (¿Pujarán los bancos por captar depósitos en dólares, elevando la

tasa, o se optará por aumentar la rentabilidad propia? ¿Cómo será percibido que

aumente la exposición de los bancos con el Tesoro?).

6.

Como es sabido, a fines de diciembre el Ministerio de Hacienda elevó la meta de

inflación para 2018 (de 10% a 15%) y corrió el cronograma para los años

subsiguientes, demorando la convergencia a valores de un dígito.

Simultáneamente, el BCRA comenzó una política de reducción gradual de la tasa

de las Lebac (y creó la Leliq, de muy corto plazo, a ser suscriptas por las entidades

financieras). En ese sentido, la tasa de las Lebac a 30 días bajó de 28,75% a 27,25%

entre fin de diciembre y fin de enero.

La respuesta de los agentes económicos fue una corrección al alza en las

estimaciones de precios para 2018 (oscilan entre 18% y 21% según la fuente). Y

una mayor volatilidad en el mercado de cambios con una tendencia a la suba.

7.

La lentitud del ritmo de crecimiento en la última parte de 2017, señalada en 4,

probablemente explique la decisión oficial de precipitar la baja de tasas del BCRA,

a la vez que se elevaban las metas de inflación (aunque todavía a niveles más bajos

de los estimados el consenso del mercado).

Desde esta perspectiva existió una elección deliberada, en el entendimiento que así

se realimentaría la expansión de la actividad, aceptando el riesgo de un

reacomodamiento del tipo de cambio nominal que, en última instancia, tendría

efectos mixtos. Entre los efectos positivos se pueden citar tres:

a)

Corregiría en parte el atraso del peso frente al dólar. A una cotización del

orden de 20 pesos por dólar, el tipo de cambio real (TCR) de enero se

ubicaría en 1,05 frente a 1,03 a fin de diciembre, para Dic. 2001=1,0.

b)

Ayudaría a estabilizar el déficit de la Cuenta Corriente (5% del PIB) y mejorar

la situación de los sectores exportadores.

c)

Aumentaría el valor en pesos de los fondos obtenidos por el Ministerio de

Finanzas (y reduciría el monto en dólares de la deuda a colocar).

Como contrapartida, dos efectos negativos: i) el desplazamiento del tipo de cambio

provoca correcciones en los precios que, en un contexto de alta liquidez, resulta

difícil evitar que se concreten; ii) aumenta el peso de la deuda, expresada en pesos

(por ejemplo, sube el ratio Deuda Pública/PIB).