Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  11 / 32 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 11 / 32 Next Page
Page Background

Informe Mensual Económico Financiero N° 335 – Enero de 2018

-

9

a)

El ciclo económico expansivo en curso en Estados Unidos está entre los más

prolongados de su historia; también entre los más lentos.

b)

El Banco Central Europeo y el Banco de Japón continúan su política

expansiva; ello fortalece al dólar, aunque J.P. Morgan proyecta una paridad

de 1,25 dólares por euro para fines de 2018.

c)

La reforma tributaria en Estados Unidos promovería una repatriación de

capitales que J.P.Morgan estima en 460 miles de millones de dólares,

equivalentes a 2,5% del PIB americano. Dato no menor, este monto triplica

el flujo de capitales que recibieron las economías emergentes como

inversiones en bonos y en acciones. Esto también provocaría un

fortalecimiento del dólar y una caída de reservas en los países emergentes.

d)

La reforma tributaria de Estados Unidos se realizó en el momento incorrecto

del ciclo económico: cuando éste transcurre la fase expansiva del ciclo. La

pérdida fiscal es de 1,4 millones de millones de dólares y agrega algo menos

de un punto al déficit fiscal anual.

3.

El escenario internacional del 2018, más allá de los seis aspectos favorables para la

Argentina desarrollados en el punto 1, no está exento de riesgos.

a)

Riesgo geopolítico por espiralización de la tensión entre Corea del Norte y

Estados Unidos; la probabilidad de una escalada en el conflicto no está

descontada por el precio de los activos de riesgo, más allá de un moderado

incremento del precio del oro.

b)

Una intensificación en la acción del terrorismo en los grandes centros

urbanos de países desarrollados, que también podría escalar en el tipo de

instrumento utilizado, a uno con mayor capacidad de daño y disrupción.

c)

El impacto sobre los flujos de capitales del cambio en la tasa de impuesto a

las Ganancias en Estados Unidos (que podría atraer fondos, provocando un

redireccionamiento en los flujos de capitales y un fortalecimiento del dólar,

como fue señalado en 2).

4.

La Argentina concluirá 2017 con un moderado crecimiento, del orden de 2,8%

respecto de 2016 como promedio anual. La medición “entre puntas” indicaría un

crecimiento del orden de 4,5%–5,0%, entre el cuarto trimestre de 2017 y el mismo

período de 2016. Quedaría un arrastre positivo para 2018 estimado en 1,5% puntos

porcentuales.

La expansión estuvo apuntalada por la construcción (10,0%) y los servicios (4,0%)

por el lado de la oferta, en tanto el consumo (3,6%) y la inversión (10,0%)

traccionaban la demanda agregada. La industria creció menos que el PIB global.