Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  8 / 24 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 8 / 24 Next Page
Page Background

Informe Mensual Económico Financiero N° 330 – Agosto de 2017

-

6

crecientes necesidades fiscales. De hecho, el superávit de la Cuenta Corriente de

los países emergentes, ha venido reduciéndose.

5.

Brasil tiene dos caras: la crisis política y las reformas en curso, la fiscal y la laboral.

La primera establece un sendero de convergencia al equilibrio fiscal. La segunda

apunta a liberar el mercado laboral, alineado con una suerte de flexibilización

laboral. Esto provoca una mejora en la productividad que beneficia la competitividad.

Las implicancias para la Argentina son: i) menor competitividad frente a su socio

comercial, si la Argentina no acompaña con una reforma simétrica a la brasileña,

para mantener su competitividad deberá devaluar el peso frente el real; ii) más

capacidad para atraer inversiones extranjeras, con una propuesta de mayor

rentabilidad.

6.

Con un mundo algo más ordenado, pero sin el impulso que representaron a principios

de la década los precios de las

commodities

, los problemas de consistencia de la

política económica argentina son domésticos e internos.

Básicamente, se trata de las contradicciones que existen: i) entre la política fiscal y

la política de ingresos; ii) entre la política fiscal y la política monetaria. Ambas

contradicciones se reflejan en la resistencia a la baja de la tasa de inflación, aun

reconociendo que ésta ha descendido en 2017 versus 2016 –y descenderá–cuando

se comparan las tasas interanuales.

7.

La inconsistencia fiscal radica en el nivel del déficit, la modalidad de financiamiento

y el crecimiento del gasto público.

El Cuadro 3 permite observar parte de la inconsistencia fiscal y monetaria: el gasto

primario crece 31,5% interanual en el primer semestre, casi el doble que la meta de

inflación establecida para el año. Debe reconocerse que en el primer trimestre la

variación interanual del gasto primario fue 35% (34,7% el corriente y 37,3% el gasto

de capital) y que en el segundo fue 28%, lo que implica una desaceleración. La baja

interanual de 5% en los subsidios económicos corrientes y de 33% en el gasto de

capital en energía son los factores que explican esta moderación.

El alto crecimiento de los recursos normales también tiene un componente

particular: los ingresos de una sola vez originada en el sinceramiento (blanqueo) que

agregara cuatro puntos porcentuales al crecimiento de los ingresos.