Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  7 / 24 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 7 / 24 Next Page
Page Background

Informe Mensual Económico Financiero N° 330 – Agosto de 2017

-

5

En el caso del petróleo, el

shale oil

ha provocado un desplazamiento de la oferta y

esto coincide con el cambio de la demanda provocado por el uso de nuevas

tecnologías sustitutivas y ahorradoras. En el caso de los granos, los años de precios

altos (2011-2014 y aun el período 2006-2010) provocaron una expansión de la

capacidad productiva y el crecimiento de los inventarios que, de no mediar

problemas climáticos, frenará potenciales subas de precios en el corto plazo.

Conclusión: si los precios de las

commodities

se mantienen en el mediano plazo, el

aumento del valor exportado pasa por incremento de cantidades y ese es el desafío

para la Argentina.

4.

Mientras los precios de las

commodities

se mantienen estabilizadas, los flujos de

capitales hacia el mundo emergente crecieron a tasas elevadas, si bien se tomaron

una pausa en la primera mitad de julio.

Cuadro 2

FLUJOS ANUALES DE CAPITALES EN ECONOMÍAS EMERGENTES

Bonos

y acciones

(Miles de millones de dólares)

2007

94

2008

-49

2009

134

2010

183

2011

3

2012

154

2013

-19

2014

-17

2015

-79

2016

44

2017 a julio

114

FUENTE: J. P. Morgan

La información de J.P. Morgan indica que, de mantenerse hasta fin de año en su

nivel actual, 2017 será el cuarto mejor año de la última década, y el mejor del

quinquenio en curso, en materia de flujo de ingreso de capitales hacia economías

emergentes.

Para poner en perspectiva, los ingresos de capitales producidos hasta julio en el

2017 cabe señalar que, para los primeros siete meses de un año, el promedio de

los años 2013-2016 fue de 20,0 miles de millones, la séptima parte de lo ingresado

en 2017. Y para tener en cuenta, 2017 es el tercer año con ingresos más altos de

capitales destinados a la adquisición de bonos luego, de 2010 y 2012.

En una palabra, hay suficiente evidencia de una plétora de dólares “financieros”

hacia el mundo emergente, en un contexto de menor flujo de dólares “reales” y