Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  10 / 26 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 10 / 26 Next Page
Page Background

Informe Mensual Económico Financiero N° 329 – Julio de 2017

-

8

Con este

caveat

el Cuadro 2 ilustra la posición relativa de la Argentina. En

términos del PIB su endeudamiento en 2016 excede al promedio de la región,

aunque es más bajo que el de Chile y Uruguay. Pero, notablemente, es muy alto

en término de sus exportaciones; más de 330%, alrededor de una vez y medio el

ratio promedio de Chile, Colombia y Perú.

8.

Obviamente, la combinación de altos déficits en Cuenta Corriente para los

próximos dos o tres años, del orden del 3%–4% del PIB y también déficits fiscales

elevados, que requerirán financiamiento externo o de no residentes, plantea un

escenario de endeudamiento externo creciente, tal que sería necesario un salto

notable en las exportaciones para que no se traduzca en un mayor deterioro de la

relación Deuda Externa/Exportaciones de bienes.

Cabe recordar que a fines de 2001 la deuda externa pública ascendía a 150,0

miles de millones de dólares aproximadamente (60% pública y 90% privada)

representando, el 600% en números redondos de las exportaciones de bienes. Por

lo tanto, se está aún lejos de aquellos ratios.

De todas maneras, este es un tema que requiere atención. Una profundización de

esta tendencia creciente en los ratios de endeudamiento puede llevar a cuestionar

la viabilidad externa del modelo, derivando en un estrangulamiento externo que

dificulte la colocación de deuda.

9.

En este sentido, los números fiscales vienen mostrando a lo largo del año un

gradual deterioro, pese a que la meta del resultado primario del año 2017 (4,2% de

déficit) pueda ser alcanzada. En efecto, el fisco, excluyendo ingresos por rentas

que recibe el Tesoro, tuvo un déficit de 89,1 miles de millones de pesos en el

primer trimestre, que se elevó a 100,4 en el bimestre abril-mayo, 190 miles de

millones en el acumulado de los cinco meses.

En mayo el gasto primario creció 24% interanual y lleva acumulado en los primeros

cinco meses un aumento de 33% sobre igual período de 2016. Los recursos

tributarios en cambio crecieron 15% y 31% en ambas comparaciones,

respectivamente; la tijera entre gastos y recursos explica la resistencia a la baja

del déficit.

Junio resulta una incógnita. Es que el gasto debería aumentar en 40,0 miles de

millones de pesos respecto de mayo, por la incidencia del pago del medio

aguinaldo. Pero, por otra parte, el efecto de la ampliación de la base imponible del

impuesto a los bienes personales podría aportar 15,0 miles de millones, que serían

compensados con algún recorte en el producido al impuesto a las ganancias. Todo

junto, el déficit de junio será en principio, más alto que el de mayo.